Radeba

Świat okiem kibica

The World Seen With  A Football Fan's Eye

Argentinos Juniors

07.12.2013 PRIMERA DIVISION 2013/2014
Argentinos Juniors - Rosario Central 1:2

Fue en el Argentinos Juniors donde Diego Armando Maradona vivió sus primeros pasos en su carrera futbolística. Por lo tanto, no es una sorpresa que el estadio se llame como el (mientras está vivo). En el museo de historia del Club hay una zona especial dedicada al “divino” Diego: fotos de su juventud, las botas con las cuales el marco más de 100 goles en sus 5 años de carrera en los Juniors, etc. Los turistas también pueden ver el primer contrato que firmo junto con numerosas fotografías, camisetas, recortes de periódicos, y grafitis en la pared. También hay otros objetos en el museo que merece la pena contemplar aunque todo el mundo vaya a la esquina – la excéntrica leyenda argentina parece lejana ahora. 
La historia del club es un poco embrollada: se creó en 1904 como “Martyrs of Chicago”. El gran suceso a nombre es la Copa Libertadores (el equivalente latinoamericano a la Champions League) en 1985. Además de Maradona, otros grandes nombres que jugaron en los Juniors incluyen a Ubaldo Fillor (el salvo el penalti de Deyna en la Copa del Mundo en 1978), Sergio Batista, Fernando Redondo, Juan Román Riquelme y Esteban Cambiasso. No se encuentran grandes nombres hoy en día en el equipo, y difícilmente ningún sucesor de Maradona. Es más una pachanga para las multitudes. El estadio está en declive, una de las tribunas está permanentemente cerrada, seguramente por razones de seguridad, y los fans van a ver el partido más por hábito que con la esperanza de un gran triunfo.
Sin la histórica referencia a Maradona, el club probablemente hubiese caído en la monotonía de la Liga. Los Juniors luchan ferozmente por mantenerse en Primera División, normalmente manteniendo el equilibrio al final de la lista.
Los visitantes, situados de alguna manera por encima de la tabla, vinieron a Buenos Aires para no perder. La estrella de Rosario es un jugador uruguayo, 37 años que abrió el marcador con un firme penalti. Los Juniors igualaron el marcador después del descanso, gracias a Boyero. Pronto fueron marcados por los azul-amarillo y el marcador se mantuvo hasta el final del partido.
El árbitro lo hizo bien, un tipo de 2 dos metros de alto que no permitió a los latinos de sangre caliente ninguna travesura ni escenas de teatro. Curiosamente, utilizó bastante a menudo un spray de espuma blanca para marcar los lugares de los tiros libres, una solución muy practica para prevenir los astutos intentos de los jugadores.
Durante el descanso, el sector ultra, situados al sol, estuvo vigilado por una brigada de bomberos que les roció con agua, provocando emoción y alegría entre los aficionados (al parecer, es una especie de tradición de “ducha gratis”.
La atención de la audiencia también se centro en un hombre bien vestido que empezó a gritar al entrenador del Juniors, probablemente maldiciéndole por el resultado poco favorable. Lo que este señor no esperaba es que la mujer sentada a su lado era la mujer del entrenador, que inmediatamente se puso del lado de su marido de una forma muy “contundente” (ver las fotos). El agresor tuvo que abandonar pronto. 
Honestamente, preferiría no tener que meterme con la Sra. Lombardi, perfecta combinación de excavadora y volcán, lo que es un atractivo “embalaje”.